Adicción a las pantallas, Lo + leído

Salvados de la adicción al móvil: trucos para desintoxicarse

Durante unos días en el campo, compruebo una vez más cómo mejora la calidad de vida cuanto peor es la calidad de la señal móvil: donde estoy, la batería de mi iPhone se desangra buscando cobertura. En lo que a mí respecta, tras unas horas de ansiedad por la retirada de las notificaciones, he comenzado a degustar grandes placeres analógicos: un buen libro, una buena conversación sin interrupciones y enfrentarme al silencio. Sigue leyendo

Estándar
Framing en la comunicación, Lo + leído

Cómo ganarse el aplauso de una audiencia hostil a tus ideas

Arthur Brooks nació y creció progresista.

Durante años se dedicó a tocar la tuba por el mundo como músico profesional. Acabó su carrera en España y decidió volver a Estados Unidos.

Cuando había vuelto, después de veinte años fuera, se dio cuenta de que sus ideas habían mutado: ahora era de derechas. Fue capaz de contárselo a sus padres, ambos profesores de Universidad y profundamente progresistas. Casi se desmayan cuando lo supieron. Sigue leyendo

Estándar
Estudios y Estadísticas, Lo + leído, publicidad, Redes Sociales

Jóvenes en redes sociales: ni tanto Snapchat ni tan poco Twitter

Se hace eco Reason Why hoy de un estudio sobre el uso de las redes sociales en España. Lo ha elaborado The Cocktail Analysis con Arena Media. El estudio se ha publicado en marzo de 2016 y el trabajo de campo se realizó entre septiembre y octubre de 2015.

Aunque en el entorno digital los hábitos cambian con celeridad, y las encuestas se hicieron hace siete meses, destaco dos datos que, a mi entender, contradicen algunas percepciones extendidas tanto en departamentos de Marketing como en las agencias Sigue leyendo

Estándar

Dorsey es un tipo brillante. Creó Twitter. Creó Square.
Imagino a los profesores de Stanford avergonzados al escucharle: Dorsey no hizo ningún MBA, y en 5 minutos te cuenta lo que necesitas para dirigir una compañía. Esta es una de las mejores lecciones sobre liderazgo empresarial que he oído en mi vida*. Créeme.

*Invertí 10 meses de mi vida en hacer un PDG en el IESE.

 

Gustavo Entrala es Socio Director de la agencia de Publicidad 101.
Está en Twitter y en LinkedIn y es un poco exagerado.

Campañas, Direccción de Comunicación, Lo + leído

9 ideas sobre la campaña de Podemos y Pablo Iglesias en redes sociales

logpo

Hoy publica El País un reportaje sobre la campaña en redes sociales que ha hecho la formación política Podemos. Por invitación del periódico, he realizado algunas declaraciones al respecto de un tema que ha protagonizado la vida española durante esta semana de mayo de 2014.

Probablemente esta haya sido la campaña de movilización política de mayor éxito de la historia de nuestra democracia. La sorpresa en todos los ámbitos -político, social y económico- ha sido enorme. Todos queremos saber tres cosas:

  • ¿Qué es Podemos?
  • ¿Cómo ha conseguido Pablo Iglesias tal nivel de relevancia en tan poco tiempo?
  • Específicamente, ¿qué es lo que han hecho en las redes sociales?

Sigue leyendo

Estándar

Lo paradójico es que, pese al mensaje que invita a dejar las pantallas, el vídeo se ha convertido en un bombazo en Internet: un mes después de su lanzamiento, acumula 40 millones de visualizaciones.

Estamos ansiosos por desconectarnos pero no somos capaces de conseguirlo.

Innovación, Lo + leído

10 razones por las que desearás que tu hijo NO sea el futuro Messi

Leo-Messi-se-duele-de-su-lesio_54393970222_54028874188_960_639

Últimamente se ha especulado en los medios con la posibilidad de que grandes estrellas del deporte como Leo Messi reduzcan su rendimiento en el campo mientras negocian en los despachos para renovar su contrato o mejorar sus condiciones.

En el caso de Messi, por ejemplo, se apunta a la posibilidad de que su padre, representante del jugador, haya planteado un órdago a la directiva barcelonista a cuenta del sueldo de Neymar, la otra gran estrella del Barça. Según se comenta, Jorge Horacio Messi sospecha que Neymar da Silva Senior ha conseguido mejores condiciones para su hijo.

No es el primer caso en el que un deportista condiciona sus goles o canastas a una situación extradeportiva. Cuando hay mucho dinero en juego, se produce un círculo vicioso entre la riqueza rápida, la fama y el entorno familiar que pude tener consecuencias funestas para la vida futura del deportista.

Si hay algún lugar del mundo en el que este círculo vicioso se reproduce de forma masiva es Estados Unidos. Allí, la generación de estrellas es un sistema organizado que comienza en las universidades y cristaliza en las tres grandes ligas profesionales (NFL para el fútbol americano, NBA para el baloncesto y MBL para el béisbol). Dichas competiciones generaron ingresos conjuntos por valor de 21.500 millones de euros en 2012, casi diez veces lo que genera la LFP en nuestro país.

Los salarios de los deportistas profesionales en Estados Unidos son astronómicos. Un chico de 21 años pasa de la noche a la mañana de ser una persona de condición modesta a percibir un salario de más de 1 millón de dólares. Y en muchos casos, ese día marca el principio de un auténtico calvario personal. A los cuatro años de terminar su carrera profesional, ese mismo chico tiene muchos boletos para estar arruinado. En concreto, un 80 por ciento de los jugadores de la NFL y un 60 por ciento de los de la NBA no tienen un centavo cuando han pasado tres años desde que abandonan los campos.

El dinero que entró rápido, se va igual de rápido y deja por el camino una vida destrozada.

Lo cuenta muy bien el documental Broke, producido por ESPN Films.

Decenas de testimonios en primera persona revelan los 10 pecados capitales del deportista de élite:

1. Gastan todo el dinero que ingresan durante los dos primeros años de carrera. Lo primero que hacen es comprar una buena casa a su madre -eso está muy bien- pero el resto se lo gastan en coches de lujo, fiestas, prostitutas y joyas. Son chavales con un entorno familiar inestable y fragmentado que no les ha preparado para hacerse millonarios a tan corta edad.

2.- Su vida adolescente ha estado dominada por la cultura hedonista del hiphop. Muchos declaran en el documental que las letras de cantantes como JayZ, Kanye West o Snoop Dogg les han inoculado la aspiración a un estilo de vida dominado por chicas de quita y pón, marcas de lujo y coches veloces.

3.- “Muestras tu status en el parking del estadio. Ahí te juegas tu prestigio entre el resto de la plantilla”, dice un antiguo jugador de la NBA, ahora en la ruina. La envidia es un factor decisivo a la hora de tomar decisiones de gasto. La ropa, los collares con diamantes y la colección de coches deportivos se convierten por eso en un gasto de primera necesidad. La necesidad de mantener el nivel se convierte en una espiral destructiva para su cuenta corriente.

4.- De lo que nunca se habla en los vestuarios es de las inversiones fallidas de los deportistas. Y son muchas. Es típico, por ejemplo, que un amigo de un amigo proponga al jugador que invierta en un túnel de lavado de coches, en un restaurante o en un Stripclub. Lo importante no es la rentabilidad, sino que sean lugares a los que se pueda llevar a otros amigos o a la truope que acompaña al deportista. En muchas ocasiones, esos negocios terminan en la ruina porque sus gestores son amiguetes, no profesionales.

5.- La troupe es la principal fuente de derroche. El dinero atrae a moscas, mosquitos y ratas de cloaca: “De repente te salen amigos hasta debajo de las alfombras. Aparte de tu padre y tus hermanos, te ves rodeado permanentemente por primos, vecinos, chicas y un equipo de seguridad. En un momento tuve una troupe de 30 personas que me seguía a todas partes”, dice un antiguo quarterback de la NFL. Y claro, esas personas tienen un sueldo, acompañan al deportista a todas las fiestas y se ocupan de sacarles más y más dinero.

6.- Familia y vecindario. Como muchos de estos chicos salieron de un barrio deprimido de alguna de las grandes ciudades americanas, se sienten en deuda con su familia, con sus amigos, con sus profesores… “De repente todo el mundo empieza a pedirte dinero, te ven como la única salida a su pobreza. Se aprovechan de que te sientas en deuda con tus orígenes, y es muy fácil ceder. Lo difícil es decir que no”. Un jugador de la NFL cuenta que durante su carrera pagó 5 casas y llegó a mantener a 50 familias del vecindario.

7.- Los padres de estos chicos suelen ser personas de condición humilde, y en muchos casos no tienen trabajo. De repente se encuentran con que su hijo gana un montón de dinero, y ven el cielo abierto. “Yo me arruiné por culpa de la mala gestión que hizo mi padre del dinero. Cuando terminó mi carrera, no quedaba nada”, dice un antiguo pitcher. Los expertos recomiendan separar desde el principio a la familia del dinero y poner las cuentas en manos de un equipo de profesionales en el que no se pongan todos los huevos en la misma cesta. “Hay que separar la contabilidad de las inversiones, y las inversiones de la representación para negociar en nombre del jugador”.

 8.- Otro de los problemas comunes de las estrellas del deporte profesional son chicas que se les acercan con el único propósito de quedarse embarazadas, obtener el reconocimiento de la paternidad y pedir una pensión para el mantenimiento del hijo. Existen blogs y redes de SMS que alertan sobre cuándo una estrella ha entrado en una discoteca de la ciudad. Decenas de chicas se acercan a probar suerte. Hay jugadores que mantienen a 8 o 10 hijos reconocidos con sendas mujeres a las que casi no conocen. No sólo se trata de relaciones esporádicas. En el 60 por ciento de los casos, las esposas de los jugadores profesionales piden el divorcio durante los tres primeros años de la retirada del jugador.

9.- Cuando han pasado cinco o seis años, a muchos se les ocurre la idea de mirar su cuenta corriente. Es entonces cuando se dan cuenta de que sus hábitos de vida les están arruinando, e intentan un último recurso que les saque de la situación. En ese momento, asesores profesionales se les acercan para proponerles inversiones arriesgadas -una gran oportunidad– que terminan con su dinero.

10.- No escarmientan en cabeza ajena. No planifican. Todos piensan: “A mí no me va a pesar eso”. Por eso, cuando ven que otros deportistas profesionales subastan su anillo de campeones en Ebay, no se dan por aludidos. Una de las tentaciones más comunes es la de sobrestimar la longevidad de su carrera. Pero la realidad es dramática: en muchos de los casos, una lesión termina con todo cuando sólo han pasado tres años desde que el sueño comenzó.

Gustavo Entrala es Managing Director de la agencia de Publicidad 101
Sus tuits pueden seguirse en @gentrala

Sigue leyendo

Estándar
Innovación, Lo + leído

Daft Punk: los robots que nos enseñan el poder del deseo en la comunicación

Imagen

Campaña de Yves Saint Laurent con Daft Punk

En cualquier día de la semana y a cualquier hora del día hay una marca comunicando algo en TV, radio, Internet, Facebook o Twitter. La comunicación publicitaria se ha hecho especialmente prevalente en los últimos años: ahora, las marcas quieren dialogar constantemente con los consumidores a través de los medios sociales. Y hemos encontrado en los contenidos el nutriente básico de esa comunicación más asidua con el consumidor.

El riesgo que tiene la comunicación permanente con el consumidor es que tanto los contenidos como el discurso de las marcas se hagan rutinarios: que comuniquemos lo que tengamos a mano porque toca.

Y nos está pasando. Lo veo en en los muros de Facebook de las marcas y en sus tweets; lo veo en la Publicidad en televisión; lo detecto en la actitud aburrida de algunos vendedores en el retail; lo veo en las entrevistas a chicos y chicas jóvenes que quieren trabajar en Publicidad y a los que se les nota falta de pasión; lo veo en los comités de las grandes empresas que se entusiasman un día con una idea y, por la vía del consenso, terminan depurando lo que aquél germen tenía de emocionante.

Aunque suene duro, creo que la comunicación de las marcas está perdiendo emoción, drama, intensidad, CORAZÓN: comunicamos tanto y con tanta frecuencia que nos estamos haciendo rutinarios y aburridos.

Y en esto, un día llegaron dos robots del espacio para recordarnos en qué consiste una marca y cómo recuperar eso que tanto nos conecta con los consumidores: la emoción, el deseo.

Daft Punk es un dúo francés de música electrónica nacido a mediados de los 90. Cultivaron desde el principio el misterio como elemento diferenciador: no hay fotos disponibles de Thomas Bangalter ni de Guy Manuel de Homem-Christo; siempre que aparecen en público van vestidos de robots. Ahora, cuando filtran a los medios alguna foto en la que aparecen sus rostros velados, los fans se contrarían porque quieren creer que los Daft Punk no son humanos.

No me voy a extender en su carrera musical. Sólo diré que su último LP con música original se publicó en 2005, hace ocho años. Desde entonces han colaborado con Disney en la BSO del remake de Tron.

Los fans estaban, por tanto, ahítos de nuevo material. Después de un sinfín de rumores -ni negados ni confirmados por la banda- en marzo se supo que Daft Punk había firmado con el sello Columbia, e iba a publicar un nuevo álbum llamado Random Access Memories.

Lo cómodo para Columbia habría sido hacer otra campaña rutinaria: unos cuantos spots de TV, inserciones en radio del primer single, rueda de entrevistas en medios, y a lo siguiente. Si hubieran seguido ese camino:

  • Habrían acometido una campaña de presupuesto elevado porque Daft Punk es una de sus apuestas prioritarias en 2013.
  • Los medios de comunicación habrían tratado el lanzamiento como uno más, y habrían exigido contrapartidas en términos de inversión en publicidad.
  • Probablemente, Daft Punk no habría salido de su nicho de fans.
Campaña de exterior de Daft Punk en Nueva York

Campaña de exterior de Daft Punk en Nueva York

¿Qué hicieron?

  • Orquestar una campaña muy bien planificada, con una inversión mínima en Publicidad y con un impacto mediático masivo.
  • Dosificar la información sobre el disco, generando más y más deseo en los fans y, en consecuencia, convirtiendo a los fans en apóstoles del lanzamiento.
  • Facilitar que cualquiera pudiese hacer remezclas de las pistas que iban liberando, sin hacer una caza de brujas entre los DJs que entrasen al juego de adivinar el single a partir de fragmentos de 15 segundos. Así surgieron cientos de versiones apócrifas del single que la banda bendice desde iDaft, su página en Facebook, seleccionando las mejores.
  • Generar un buzz de misterio en las redes sociales, de tal forma que los medios cayeran en la trampa y se hicieran eco de las informaciones que iban desvelando.
  • Aliarse con marcas como Intel e Ives Saint Laurent para salpicar la campaña con vídeos y sesiones fotográficas con altos valores de producción.
  • Con una inversión mínima en TV (dentro del programa Saturday Night Live) y en vallas publicitarias, los robots se han comido el mundo en las últimas semanas: el primer single de Random Access Memories es número 1 por primera vez en Gran Bretaña. Con este LP, Daft Punk se va a convertir en un fenómeno de masas.

El gráfico a continuación permite revisar el desarrollo cronológico de la campaña:

daft Punk menor

La campaña de lanzamiento de Random Access Memories, paso a paso

¿Qué lecciones de branding nos enseñan estos dos robots?

  1. Si no transmites emoción en el lanzamiento de un producto o una idea, ¿cómo pretendes provocarla en el consumidor?
  2. Piensa: “Si tuviera la mitad de presupuesto, ¿qué haría para generar notoriedad en los medios y entre los bloggers?
  3. Aprovecha tu base de seguidores en los medios sociales: anticipa lo que vas a hacer, implícales con contenido exclusivo. Incluye en tus campañas teaser a los empleados y al canal de ventas.
  4. Los medios se sentirán atraídos por una historia con la que has generado expectación entre tus fans y la blogosfera.
  5. Haz un drama de todas tus campañas siguiendo la técnica en tres pasos diseñada por el Profesor José Luis Orihuela (@jlori) de la Universidad de Navarra:

-Cuenta lo que vas a hacer
-Cuenta que lo estás haciendo
-Cuenta que lo has hecho

Los dos robots han vuelto a la Tierra para enseñarnos a recuperar la emoción en la Publicidad bien planeada, hecha desde el conocimiento de cómo funciona el mecanismo del deseo.

Gustavo Entrala es CEO de la agencia de Publicidad 101
Sus tuits pueden seguirse en @gentrala

Estándar