Dorsey es un tipo brillante. Creó Twitter. Creó Square.
Imagino a los profesores de Stanford avergonzados al escucharle: Dorsey no hizo ningún MBA, y en 5 minutos te cuenta lo que necesitas para dirigir una compañía. Esta es una de las mejores lecciones sobre liderazgo empresarial que he oído en mi vida*. Créeme.

*Invertí 10 meses de mi vida en hacer un PDG en el IESE.

 

Gustavo Entrala es Socio Director de la agencia de Publicidad 101.
Está en Twitter y en LinkedIn y es un poco exagerado.

La idea es del presentador Jimmy Kimmel y el resultado es genial: celebridades como Julia Roberts, Andy Garcia, Matthew McConaughey y otros leen frente a las cámaras los tuits más ofensivos que han recibido. Y responden. Vaya si responden…

Lo paradójico es que, pese al mensaje que invita a dejar las pantallas, el vídeo se ha convertido en un bombazo en Internet: un mes después de su lanzamiento, acumula 40 millones de visualizaciones.

Estamos ansiosos por desconectarnos pero no somos capaces de conseguirlo.

No es un spot. No es un vídeo. No es una promoción. Tampoco es un intento de hacer que el bien resulte atractivo. No es nada de eso.

Es un modelo de creatividad publicitaria con fines sociales que no dice cosas bonitas ni pretende que suspiremos compasión al ver su mensaje.

Primero cambia las cosas utilizando una GRAN IDEA combinada con la tecnología. Y después de cambiar las cosas, se las cuenta al mundo para que sigan cambiando.

Lo que han hecho la agencia holandesa Lemz y la ONG Terre des Hommes está arreglando la vida a cientos o miles de chicos y chicas en Filipinas. Si luego termina ganando uno de los grandes premios de la Publicidad en el festival de Cannes será casi lo de menos (aunque lo hará).

En mi opinión esta es una de las grandes campañas de 2014.