No es un spot. No es un vídeo. No es una promoción. Tampoco es un intento de hacer que el bien resulte atractivo. No es nada de eso.

Es un modelo de creatividad publicitaria con fines sociales que no dice cosas bonitas ni pretende que suspiremos compasión al ver su mensaje.

Primero cambia las cosas utilizando una GRAN IDEA combinada con la tecnología. Y después de cambiar las cosas, se las cuenta al mundo para que sigan cambiando.

Lo que han hecho la agencia holandesa Lemz y la ONG Terre des Hommes está arreglando la vida a cientos o miles de chicos y chicas en Filipinas. Si luego termina ganando uno de los grandes premios de la Publicidad en el festival de Cannes será casi lo de menos (aunque lo hará).

En mi opinión esta es una de las grandes campañas de 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s