Creatividad

Cafés de silencio: una franquicia con futuro

Imagen

Entras en una tienda y oyes música intercalada con anuncios de ofertas y llamadas al señor García para que se presente en el mostrador central. Sales. Te metes en un metro atestado de gente (los recortes han provocado una disminución de la frecuencia en los trenes). Sales del metro. Miras tus notificaciones de Twitter. Te diriges al trabajo mientras compruebas si a tus seguidores les ha molado tu última creación en Instagram. En la oficina, es difícil concentrarse en algo porque la moda de lo diáfano ha convertido en una heroicidad el aislamiento de conversaciones, llamadas telefónicas, alertas de Whatsapp…

A la vuelta del trabajo subes al autobús y resulta imposible dejar de escuchar las conversaciones por el móvil: sólo oyes una parte de la conversación y dicen que eso provoca estrés. Te llega una nueva notificación de Facebook y dos peticiones de “amistad”. Un día te da por experimentar algo de espiritualidad y te metes en una iglesia. A mitad de Misa suena un teléfono móvil a un señor mayor que no sabe cómo apagarlo.

Vivimos en un sinvivir: alertas de Whatsapp, sintonías en el móvil a un volumen insoportable, conversaciones a gritos en el patio de casa, música en todas partes, mensajes y más mensajes…

¿Por qué nadie inventa unos locales a pie de calle en los que te puedas zambullir para reencontrarte con el silencio? Dentro de unos años, una franquicia en la que vendan silencio podría ser un éxito.

Déjame describirte cómo serían estos locales:

  • En la entrada dejas tu teléfono bajo llave. Puedes meter dentro la tablet para consultar información pero sin hacer ruido. ¿Un PC? ni de broma.
  • Dentro del local, unos sillones aisladores (como el de la imagen).
  • A tu disposición, periódicos, revistas y libros. El wifi te permite bajarte esas mismas publicaciones al tablet.
  • No hay música ambiente.
  • Si hablas en voz alta te llaman la atención.
  • Puedes servirte lo que quieras en un self-service.
  • Puedes modular la luz que se refleja en tu sillón para echarte una siesta si te peta.
  • El bar del silencio dispone de cuadernos Moleskine y lápices clásicos para escribir, tomar notas…
  • Pagas en función del tiempo que permanezcas allí.

Házme caso, esto será tendencia 😉

 

Estándar

2 thoughts on “Cafés de silencio: una franquicia con futuro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s